Aparquemos un momento la crisis y bajemos por navidad

Tiempos difíciles son
los que nos toca vivir,
consumen nuestra emoción
y acongojan nuestro sentir.

Sé qué decir quiero
no sé cómo lo he de decir,
equivocarme no me da miedo
pero es difícil definir.

Recordando estos momentos
ahora entiendo la situación,
porque a muchos causa tormento
estas fechas sin ilusión.

Intento encontrar respuestas
y mirando a mi alrededor
veo seres dándome muestras
que no hay que tener temor.

Dicen que poco no es
que amanesca una vez más,
así que por unas horas
dejemos la crisis atrás.

No agüemos a Santa Claus
la fiesta que nos prepara,
viene desde muy lejos
como para echárselo en cara.

Y hemos de estar preparados
para desearnos que el nuevo año
sea el próspero y feliz,
aunque brindemos por otro engaño.

Sólo cuando los reyes magos
se hallan vuelto para oriente,
recogeremos los envoltorios
y volveremos al presente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This