El Hombre Orquesta de Pixar

Bass es un hombre orquesta que se prepara a tocar en la plaza donde tocaba desde hacía varios años. Ese día llega Treble, un nuevo hombre orquesta que parece superarlo. Cuando aparece Tippy, una niñita que quiere pedir un deseo a la fuente con una moneda, Bass y Treble empiezan a competir por su atención, puesto que ambos quieren esa moneda. Su competición llega a tal tensión que a la niña se le cae de las manos…

El Hombre Orquesta (One Man Band) es un corto animado de Pixar ambientado en Italia, dirigido por Mark AndrewsMark Andrews en Wikipedia (Inglés) y Andrew JimenezAndrew Jimenes en IMDb en el 2006 y estrenada en algunos países junto a la película Cars un año después. Hay quienes opinan que Cars es irregular, con una gran animación al servicio de una historia fría que no llega, y con los peores personajes que han salido de Pixar y que “El hombre orquesta” es su antítesis, pura magia y ante todo, Cine del bueno.

Este corto es una vuelta a las raíces, cinematográfica y temáticamente hablando, cuando Pixar prefería prescindir de los diálogos para narrar algo. Aquí nos cuentan una historia de un par de músicos callejeros que, a modo de western, “se baten en duelo” en una plaza de un pueblo para obtener la moneda de una jovencita que pasaba por allí. Cada uno va mostrando sus armas (en este caso, sus instrumentos), engrandeciendo los compases de las notas, tocando a más velocidad, alzando los sonidos, con la intención de ganarse el premio de la niña. Pero la cosa no resulta como esperaban, y por primera vez en un trabajo corto del estudio se introduce un giro argumental para dar lugar al gag memorable. De forma nada forzada, sutil, mágica.

Impecable animación y un trabajo musical al mismo nivel, convierten a “El hombre orquesta” en uno de los mejores cortometrajes animados del estudio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This