El martirio de los enlaces rotos en WordPress

Enlaces-rotos-en-Wordpress

Para facilitar la navegación de un sitio a otro, se van generando numerosos enlaces (linksLa aventura de realizar descargas cuando se componen de muchos archivos) a medida que construimos un sitio web, como este blog, por ejemplo. Con un simple clic, el usuario va siguiendo (si quiere) los enlaces propuestos, viajando en un instante (a la velocidad de la Internet que usen…) a todos los rincones de este maravilloso mundo virtual (conociendo cosas reales, en su gran mayoría).

Lo malo (para el autor) de los enlaces, es que se rompen, y rompen un montón los el trabajo de edición. Afean la publicación, afecta directamente al SEOPosicionamiento en buscadores de la página, provocando los indeseables errores 404, 400, 503, etc.; los buscadores como GoogleGoogle y SEO acaban penalizando con la perdida sustancial del posicionamiento, y por supuesto, es algo muy molesto para los usuarios. Es como si llega una visita a tu casa y se encuentra la cama sin hacer, o te encuentran en calzoncillos o peor aún, con el culo al aire…

Molestando solo una primera vez, si a la segunda visita te ven igual, entonces seguramente pasen de volver a verte. Bueno, depende claro está, quién es la visita y para qué viene a visitarte…

Esta comparativa vale como medio ejemplo, porque sí que podemos ser así de lentos haciendo la cama (o no hacerla nunca) y vistiéndonos; pero si esperamos visitas (serias), tendríamos que estar presentables… Eso lo aplicamos en nuestro sitio web. Cuando publicamos un enlace es porque existen y pretendemos que sea seguido. Si no, sería un absurdo total hacerlo ¿no?

Después de unos prolongadito tiempo sin atender el blog vuelvo y me doy cuenta que, aunque lo había dejado con la cama hecha y en calzoncillos pero bien limpios, tiene varias habitaciones como patas arriba tenía muchos enlaces rotos.

Así que eché mano del Broken Link CheckerBroken link checker para WordPress para solucionar el desaguisado. He corregido la gran mayoría pero aún me quedan algunos que se resisten a que los recupere; lisa y llanamente han desparecido de donde estaban y todavía no encuentro la sustitución apropiada.

Dicho queda por si al visitarme (menuda presunción la mía) se les da por entrar a una de esas habitaciones aún por reordenar, sepan que no es lo que parece… aunque parezca que lo sea

Leave a Response