Nacido para ser salvaje

NacidoParaSerSalvaje
Dos motoristas con el pelo muy largo, deciden hacer un viaje desde Los Ángeles hasta Nueva Orleáns para asistir a su carnaval. Por pura combinación de riesgo y corazonada, Dennis Hopper y Peter Fonda salieron con 350.000 dólares. Harían una prueba, podían gastar unos cuarenta mil y luego se vería el resultado que podían alcanzar un par de novatos. La idea era hacer una película: Easy RiderEasy Rider en Wikipedia (Buscando mi destino).
 
El Carnaval duraba cinco días y allí estaban todos. No sólo no había guión, tampoco una sinopsis o un argumento sobre lo que tenía que pasar. Peter y Dennis sólo sabían los nombres de los dos protagonistas: Billy, por Billy el Niño, interpretado por Hopper, y Wyatt, por Wyatt Earp (también conocido como Capitán América), interpretado por Fonda. En el camino se encuentran con una fauna variopinta, envuelta en sensaciones “tripi”.
 
En ella la más destacada es George Hanson, el jóven abogado alchólico (interpretado por Jack Nicholson, en su primer gran actuación que le valió una nominación al premio Oscar) que se les une al viaje y suelta el diálogo más completo y trascendente del film:
“No les temen a ustedes, temen lo que representan para ellos: la libertad. Hablar de ella y practicarla son cosas distintas; es muy difícil ser libre cuando te compran y te venden en el mercado. No digas a nadie que no es libre porque se pondrán a matar y mutilar para mostrarte que sí. No pararán de hablar de la libertad del individuo, pero ven a alguien libre y les asusta; y el miedo les hace peligrosos.”

La película se convirtió en uno de los negocios más lucrativos de la historia. Ha recaudado casi 200 millones hasta la fecha, contra los cuatrocientos mil dólares que costó. Su estreno cambió el curso del cine en muchos sentidos. “Buscando mi destino” fue el primer retrato moderno de la sociedad estadounidense contemporánea.
 
Desde el Momento de su estreno se convirtió en referencia para toda una generación de moteros y simpatizantes de la contracultura Estadounidense. Su importancia histórica es indiscutible y se pasó a ser uno de los precedentes del nuevo cine que se hizo en la Década de 1970 en ese país.

Para la banda sonora, en un caso único (inaudito en la historia del rock) Byrds, Steppenwolf, The Band y Jimi Hendrix, cedieron los Derechos de las canciones. Esto, en gran medida, ayuda a crear el tono libertario del filme. De ella, de la que más me impresionó y siempre me produce algo especial al escucharla, este Born To Be Wild de SteppenwolfSteppenwolf en Wikipedia.

Leave a Response